(800) 669-5556

Blog

12 lugares por donde se escapa el aire

Aprovecha lo que queda del mes de noviembre porque es la última oportunidad que tendrás para detener las fugas de aire antes de que empiece el frio. Hay 12 lugares en casa que debes revisar.

1. Escapes de aire por los interruptores de luz
Mucha gente olvida que detrás de los interruptores hay cajas eléctricas dentro de la pared. Y es casi 100% probable que haya fugas de aire a través de estos agujeros. La mejor manera de reducir estas fugas es instalando plantillas de hule espuma o instalando láminas sobre los agujeros que están específicamente diseñadas para bloquear las fugas sin interrumpir su funcionalidad. En la ferretería puedes comprar paquetes de hule espuma, cubiertas para interruptores individuales, dobles, tiples etc., o cubiertas de dúa funcionalidad, tanto para interruptores y enchufes.

2. Las láminas para enchufes de corriente
Al igual que los interruptores, detrás hay cajas eléctricas ubicadas en el espacio de la pared por donde pasa el aire. De hecho, el Departamento de Energía de los Estados Unidos estima que 2% de todas las fugas de aire proviene de enchufes de corriente. La mejor manera de eliminar cualquier posibilidad de fugas de aire es instalando plantillas de hule espuma que están específicamente diseñadas para ese propósito. También te recomiendo usar tapones de seguridad para enchufes.

3. Los marcos de las puertas
Hay quienes les gusta la sencillez de los evasores de corrientes de aire, pero no les gusta tener que reposicionarlos cada vez que se abre y se cierra una puerta, existe otra opción. Se llaman contracorrientes de aire, y te proporcionan un buen balance entre la sencillez de los evasores de corrientes de aire y la efectividad de los bajo-puertas. Son fáciles de usar y una vez posicionados, se deslizan suavemente sobre el piso. Para instalarlos, todo lo que tienes que hacer es cortar las dos tiras de hule espuma, meterlas en la fajilla, y deslizar el contracorriente debajo de la puerta.

Si estás buscando una solución más permanente y efectiva para una corriente de aire bajo la puerta, puedes considerar un bajo-puertas. Para pisos de losa y de madera, un modelo sencillo de aluminio puede evitar la entrada de aire no deseado, humedad, y polvo. Pero para pisos con alfombras y tapetes, un bajo-puertas automático sería una mejor opción. Este último está diseñado para elevarse cuando se abre la puerta, y sella el espacio cuando la puerta es cerrada.

4 Cintas aislantes de puertas o selladores de goma y burletes
La cinta aislante es un paso más arriba sobre los contracorrientes y los bajo-puertas porque bloquea la infiltración del aire alrededor de toda la puerta, no sólo debajo de la puerta. Los productos convencionales son las cintas de goma flexible que se adhieren a los lados, a la parte superior y de bajo de la puerta. Un producto de alta calidad hace lo mismo, pero está hecho de silicón de alto rendimiento. Ambos son autoadhesivos, fáciles de instalar, y con garantía de permanecer flexibles en temperaturas tan bajas como -40°.

5. Rodapiés, zócalo o friso
Usa un sellador en espuma para tapar las grietas más grandes que veas en el rodapié.

6. Las tuberías de electricidad y de gas
Hay una gran probabilidad de encontrar espacios alrededor de los agujeros cortados para la tubería. Estos son llamados penetraciones para tubería lo cual conectan la estufa, baño, el closet de lavandería, y otros cuartos que necesitan agua. Revisa los gabinetes debajo de los lavamanos y del fregadero, ubica las aberturas, y forma un sellado hermético con un rociador de hule espuma de baja expansión. Esto podría ayudar a reducir hasta un 13% de las fugas de aire en el hogar.

7. La chimenea
La chimenea es, por su propia naturaleza, un gran agujero en casa. Estas han sido diseñadas específicamente para expulsar el humo, y si las dejas abiertas, lo único que estás haciendo es dejar escapar el aire caliente las 24 horas del día. De hecho, puede representar hasta un 14% de las fugas de aire no deseadas en el hogar. Por suerte, hay una manera sencilla y efectiva de sellarla. Se llama balón de chimenea – y es fácil de instalar, quitar y muy efectivo. Los balones o globos se componen de varias capas de plástico duradero y pueden ser quitados con facilidad y reutilizados varias veces. Sólo colócalo en tu chimenea, ínflalo, y eso es todo. Los globos inflables para chimeneas están diseñados para ser colocados debajo de los reguladores de tiro durante las temporadas en que no se utiliza la chimenea.

¡Muy importante! Hay una tarjeta de color rojo brillante, esta colgará hacia abajo para recordarte que debes quitarlo antes de encender la chimenea. Si se te olvida quitar el globo antes de prender la chimenea, el globo se desinflará automáticamente segundos después de entrar en contacto con el calor. Otra cosa, mantén bien cerrado el regulador de tiro si no estás utilizando la chimenea. Los reguladores de tiro de las chimeneas están hechos de metal y, con el paso del tiempo, el calentamiento y enfriamiento puede causar que el metal se tuerza o se parta, creando así un canal por donde se pierde el aire caliente o frío. Revísalos para asegurar que estén en buen estado.

8. El ático
No todas las puertas de la casa abren al exterior. De hecho, una puerta muy importante se abre al ático, y si no la aíslas adecuadamente, es como tener un agujero en el techo por donde se escapa el calor. Las habitaciones construidas en los áticos suelen tener cavidades abiertas en la estructura del suelo en las paredes laterales. Para ver si hay fugas de aire en el ático, sube al ático en la noche y ve si notas cualquier luz que brilla a través de la planta de abajo. La forma más minuciosa para evitar fugas de aire en un piso del ático es sellar todas las áreas en las que las tuberías, conductos o cables pasan por el suelo. Las fugas pueden ser selladas con calafateo, la expansión de la espuma y plástico.

9. El aire acondicionado de ventana
Si no vas a remover el aire acondicionado de ventana durante los meses de invierno, aún puedes prevenir las corrientes de aire frío usando una cubierta para aire acondicionado junto con un forro bloqueador de viento. Con respecto a las corrientes de aire que entran a través de las rejillas del aire acondicionado, no uses cintas complicadas o cartón. En lugar de eso, sólo usa cubiertas para rejillas de plástico transparente. Son muy fáciles de colocar y quitar y no necesitas herramientas.

10. Líneas de cable de TV y telefónicas
Al igual que los enchufes de corriente, los tomacorrientes de cable y teléfono se encuentran en los espacios dentro de las paredes. Y de la misma manera que los enchufes de corriente, la mejor manera de eliminar cualquier posibilidad de fugas de aire es instalando sencillos empaques de hule espuma que están específicamente diseñados para ese propósito. Te recomiendo usar enchufes para cables o teléfono “air tight”.

11. Las ventilaciones de las secadoras de ropa
El más común es el conducto de aluminio flexible, que se puede estirar y doblar para que siga la trayectoria deseada. Este conducto funciona bien y es muy versátil, pero puede ser un poco difícil de expandir y colocar en un primer momento. Los conductos flexibles de aluminio en capas también están disponibles y pueden ser útiles para las distancias cortas en un punto especialmente fuerte, a pesar de que crean una resistencia mayor al aire que el aluminio regular. Nunca uses conductos de plástico flexible para secar las ventilaciones. A pesar de que los conductos de plástico se parecen a los de aluminio y están muy bien para ventilaciones de baños, no se sostienen bien con el aire caliente y podrían incendiarse.

Otro dato: lo ideal es que el camino entre la secadora y el fin de la rejilla sea lo más corto y recto posible. Si las salidas se hacen más largas e incluyen muchas vueltas, tu secadora tendrá que trabajar más duro para empujar el aire, y crece el potencial de acumulación de pelusa, humedad y el calor. Como regla general, trata de mantener la ventilación de menos de 25 pies (7,62 m) de largo y minimizar el número de curvas (especialmente los giros de 90 grados).

12. Los conductos de ventilación
Los conductos de ventilación que distribuyen el aire frío y caliente por toda la casa, generalmente están hechos de un material de metal delgado. Así que cuando pasan por el ático, garaje, sótano y otros espacios no acondicionados, pueden fácilmente calentarse o enfriarse. De hecho, los ductos sin material aislante o con un aislamiento deficiente pueden perder de 10% a 30% de la energía usada para calentar y enfriar la casa. Cuando unas los conductos o tuberías, utiliza abrazaderas metálicas de compresión o cinta de aluminio para sellar todas las juntas y mantener el aire y la humedad para que no se escapen.

Fotos de materiales para sellar fugas de aire

Post a comment